Violencia sexual

Nunca debieron ser maestros

“Hoy, el Estado tiene el instrumento legal para impedir que esos delincuentes vuelvan a atemorizar a nuestros niños, esta vez de manera definitiva”.

Nunca debieron ser maestros