Módulos Temas Día

Rafael Roncagliolo

Es que cualquiera es canciller...

El sábado ocurrió un hecho geopolítico vital para Perú, que sin embargo no ha tenido la repercusión debida (¡más aún con la cercanía del fallo de La Haya!): la ruptura definitiva del Eje Santiago-Quito por las declaraciones a favor de la salida al mar de Bolivia por Correa y la durísima e inamistosa réplica de Piñera (“no corresponde ni es ACEPTABLE la interferencia de terceros países”).

Es que cualquiera es canciller...

Preocupante listado

En un momento delicado para la economía nacional, resulta difícil entender la cantidad de frentes que se ha venido abriendo el presidente Humala en las últimas semanas, inexplicables en la mayoría de los casos.

Preocupante listado

Pagaré que se vence no se lo lleva la corriente

Capaz sea el boom inmobiliario, el cual lamentablemente muestra visos de estarse frenando, lo que haya llevado a la pérdida de inhibición para firmar compromisos de largo plazo y es por ello que tanto político da la impresión de haberse hipotecado.

Pagaré que se vence no se lo lleva la corriente

Y aún falta el segundo tiempo

El gobierno de Humala se está pareciendo a la selección peruana en la falta de banca: si se lesiona uno de los ‘fantásticos’, no tienen un suplente de calidad para reemplazarlo. Lo mismo está ocurriendo con el gabinete, y cada vez que se retira uno de sus miembros, en lugar de salir a buscar a un ministro de peso, miran hacia adentro e insisten con quienes no están dando resultados.

Y aún falta el segundo tiempo

¡Entra Kissinger, sale Metternich!

Lamento que Roncagliolo haya dejado el cargo por salud, porque espero que no sea nada grave y porque este debió irse mucho antes, sencillamente por ser un incompetente supremo y haber sido el peor canciller desde que los militares velasquistas –como él– Mercado Jarrín y De la Flor ocuparon y deshicieron Torre Tagle con el tercermundismo chavistoide de esa época.

¡Entra Kissinger, sale Metternich!

¿Cómo se llama la obra?

Primer acto. Rafael Roncagliolo convoca a cita de Unasur en Lima, incluida la presencia de Nicolás Maduro, ‘elegido’ en un proceso amañado. Segundo acto. Ollanta Humala nos invita a seguir el ejemplo de Hugo Chávez y asiste a Venezuela, en primera fila, a la inauguración cuestionada del mandato del designado por Chávez en vida, Nicolás.

¿Cómo se llama la obra?