Marisa Glave

Aguanten

“Para encontrar el equilibrio jamás vivido, vamos a tener que jalar muy pero muy fuerte, exageradamente fuerte y sin soltarla, del otro extremo de la soga”.

Aguanten