Benedicto XVI

La culpa es de Woodstock

“Lo que les ha faltado a los curas pedófilos (y se les nota por más larga que tengan la sotana) es amor, primero al propio cuerpo y a la propia alma, y luego al prójimo”.

La culpa es de Woodstock