Los clientes de los bancos pueden abrir cuentas en esas ocho monedas. (AFP)
Los clientes de los bancos pueden abrir cuentas en esas ocho monedas. (AFP)

, país situado al sur del continente africano, solía ser famoso por su hiperinflación pero hoy llama la atención por ser el único lugar del mundo que tiene ocho monedas legalmente aceptadas como divisas dentro del país pero ninguna de las ocho es su propia moneda.

Durante los últimos cinco años, la mayoría de los habitantes de esta nación africana ha utilizado dólares estadounidenses y rands, la divisa sudafricana. Al mismo tiempo pulas de Botsuana y libras esterlinas británicas han circulado libremente de mano en mano. Hoy el Banco Central de dicho país permite también el uso de dólares australianos, rupias indias, yens de Japón y el yuan chino.

Por el momento los clientes de entidades financieras pueden abrir cuentas de banco en esas monedas, pero no hay mucho efectivo en circulación.

"Definitivamente pienso que se producirán confusiones por tantas divisas, los cajeros tendrán problemas para manejar tantas monedas al mismo tiempo", dijo a la BBC Denford Mutashu, gerente general de Food World, una cadena de supermercados a nivel nacional.

Actualmente la mayoría de las tiendas en la capital, Harare, exhiben sus precios en dólares estadounidenses. Los rands son usados más comúnmente en Bulawayo, cerca de la frontera con Sudáfrica, y los cajeros consultan diariamente las tasas de cambio para las conversiones.

La titular del Banco Central de Zimbabue, Chartiy Dhliwayo, cree que la decisión de aceptar más monedas atraerá más efectivo a su país, donde una crisis de liquidez ha provocado que algunos bancos hayan tenido de suspender los préstamos, dificultando las importaciones.

Pero existe preocupación de que con más divisas, las transacciones comerciales se vuelvan más tediosas, provocando extensas colas detrás de cajas y cajeros.