Catedrático causó polémica por comentarios homofóbicos en universidad de Colombia [VIDEO]

“Si usted el día de mañana se casara, y tuviera un hijo, y le dijeran en el colegio que su hijo es homosexual , usted lo acepta porque no lo puede matar”, refirió el profesor y abogado Mario Rincón Pérez.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Un catedrático de la Universidad Libre de Bogota, Colombia , causó polémica al afirmar que la " homosexualidad no es normal" y la catalogó como una "enfermedad psicológica".

Durante una de sus sesiones, el abogado y catedrático de derecho constitucional y administrativo, Mario Rincón Pérez, se dirigió a sus alumnos para ofrecer una charla 

“Yo quiero decirles a ustedes, estimados estudiantes, que la homosexualidad no puede ser algo normal. ¿Qué es lo normal? Lo normal es que a usted como hombre le guste una mujer o a usted como mujer le guste un hombre. Si una persona tiene una preferencia por una persona de su mismo sexo, algo funciona mal", refirió el abogado a sus estudiantes.

"A mí no me vengan con el cuento que eso es normal. No estoy criticando a los homosexuales, estoy discutiendo su problema psicológico. Los últimos estudios se inventaron que no, que eso es una decisión de cada persona”, agregó.

El hecho fue grabado por uno de los alumnos sin que el catedrático advirtiera del hecho. El video fue finalmente publicado en redes sociales donde ha causado polémica y reclamos de estudiantes que pertenecen a la comunidad LGBTI.

En otra parte de la disertación, Rincón Pérez refiere que “si usted el día de mañana se casara, y tuviera un hijo, y le dijeran en el colegio que su hijo es homosexual, usted lo acepta porque no lo puede matar”, añadiendo que en sus cuatro décadas de docencia, ha conocido 10 casos de homosexualismo y todos “se originaron en un problema psicológico”.

Al respecto, el grupo de diversidad sexual y de género de la Universidad Libre, Identidad Libre, dirigió una carta al Comité de Unidad Académica y a la Facultad de Derecho, en la que rechaza lo sucedido, informa El Espectador.

Ir a portada