Una madre y su hijo recogen algunas de sus pertenencias tras bombardeo israelí. (AP)
Una madre y su hijo recogen algunas de sus pertenencias tras bombardeo israelí. (AP)

La plataforma de filtración de documentos difundió hoy documentos de la embajada de EEUU en Tel Aviv que revelan que Israel manipula la economía de la y que en un inició apoyó a Hamas.

En las informaciones enviadas a Washington se señala que el Gobierno israelí sigue la estrategia de mantener la economía en la Franja en el nivel más bajo posible. No obstante, se intenta evitar una crisis humanitaria.

Entre otros puntos, los papeles también indican que, cuando se puede, se retienen o no se pagan los salarios de los trabajadores de la Autoridad Nacional Palestina. El Gobierno israelí considera que una parte de esos salarios va a manos del grupo radical islámico Hamas.

Los expertos israelíes consideraban, según otros documentos secretos, que el movimiento , fundado en 1988, podía ser un contrapeso para la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

En Cisjordania hubo indicios de que apoyó a Hamas en sus inicios. Se conoció que militantes de ese grupo podían repartir sus octavillas en tiendas de Jerusalén y Nablús, donde miembros de otras organizaciones tenían que actuar con extrema cautela por temor a los servicios de seguridad israelíes.

"Dirigentes de la organización daban entrevistas a medios israelíes, que en otros casos corrían el riesgo de afrontar fuertes multas. La cúpula israelí en esa fase miraba hacia otro lado, si no ayudó de forma activa", se afirma en un informe a Washington de diplomáticos estadounidenses que hoy publica Wikileaks.