Vuelo MH370: Submarino Tireless termina búsqueda de avión desaparecido. (AFP)
Vuelo MH370: Submarino Tireless termina búsqueda de avión desaparecido. (AFP)

(Londres/Pekín/EFE)El submarino británico "HMS Tireless" concluyó su misión de búsqueda en aguas del océano Índico del avión de Malaysia Airlines desaparecido hace casi siete semanas, informó hoy el Ministerio de Defensa en Londres.

El submarino, que se unió a la fragata británica "HMS Echo" en las tareas de búsqueda del aparato, tuvo la misión de detectar alguna señal procedente de la caja negra del vuelo MH370.

Según Defensa, el "Tireless" concluyó su labor después de que las autoridades australianas, que encabezan la misión de rastreo del avión, considerasen que ya no había más posibilidades de detectar sonidos acústicos de la caja negra.

El vuelo despegó de Kuala Lumpur el 8 de marzo con 239 personas a bordo y tenía previsto llegar a Pekín seis horas más tarde.

El comandante del "Tireless", Hywel Griffiths, señaló hoy que se sentía "orgulloso" por una misión que ha sido un "desafío".

En tanto, el "Echo", que sigue en la zona, cuenta con equipos avanzados para detectar sonidos en el fondo del mar y ha cubierto ya un espacio de 15,540 kilómetros cuadrados en el Índico.

Cerca de cien familiares de los pasajeros del vuelo MH370 se concentraron a las puertas de la Embajada de Malasia en Pekín entre la medianoche del ayer y la tarde de hoy como nueva protesta por la "falta de información" sobre el avión desaparecido.

"Ya hemos vuelto al hotel, pero hemos pasado allí muchas, muchas horas", dijo Steven Wang, el portavoz de los familiares en China y cuya madre iba en el avión.

Wang señaló que regresaron al hotel Lido de Pekín, en el que pernoctan desde hace más de un mes y medio, pues muchos parientes de los pasajeros proceden de otras provincias, bajo la promesa de que mañana los visitará una delegación malasia.

Sin saber qué tipo de delegación será, pero con poca esperanza en que sea un equipo técnico, como piden desde hace semanas, Wang indicó que, durante las casi 20 horas que estuvieron a las puertas de la legación malasia, la Policía solo les ofreció agua y que la única comida que recibieron fue "por parte de algunos voluntarios que se acercaron".