notitle
notitle

El voto latino decidirá quién será el próximo presidente de EEUU en noviembre próximo. Así lo dice la última edición de la influyente revista estadounidense Time, que tiene una particularidad: está en español y dice, en letras grandes y blancas, "Yo Decido".

El artículo recoge la opinión de varios expertos, entre las que destaca la del periodista mexicano , presentador de Noticiero Univision, sobre por qué el voto de los latinos en EEUU ha tomado tanta importancia y sobre todo las razones por las que este sector será decisivo en las elecciones.

Según , el autor del texto de portada, una de las razones es el crecimiento de la población latina expresado en una premisa: "La demografía es el destino político".

"Durante buena parte de las últimas dos décadas, los científicos sociales han predicho que un boom de la población latina transformaría la política nacional", dice el autor.

"Los latinos ahora representan más de la mitad del crecimiento de la población de Estados Unidos y uno de cada cuatro recién nacidos en el país. Son casi el 16% del país hoy en día y serán 30% en 2050", agrega.

Un informe de diciembre de 2011 del Centro Pew señala que ese aumento poblacional ha llevado a un crecimiento rápido en el número de latinos con derecho a voto.Para este 2012, más de 21,7 millones de hispanos pueden participar en los comicios, el número más alto de la historia y un aumento en más de dos millones desde 2008.

En cada elección presidencial desde 1992, el Partido Republicano ha ganado al menos alrededor de un cuarto del voto latino y el Partido Demócrata al menos la mitad. En la mayoría de los años está en juego el restante 25%, señala Time.

Es más, estados claves como Florida, Texas o California tienen dos componentes importantes: una alta población de latinos y un alto número de colegios electorales.

Asimismo, el artículo señala que la comunidad latina podría convertir a Arizona (epicentro del debate nacional sobre inmigración) en el campo de batalla presidencial durante la contienda electoral. Es más, ahí será debate final de los aspirantes a la Casa Blanca.