Ciudad de México. El presidente de México, , manifestó este viernes durante su conferencia de prensa matutina que respaldó la decisión de los secretarios de Defensa, Marina y Seguridad de liberar al hijo de , Ovidio Guzmán, tras los feroces enfrentamientos en Culiacán.

No puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas. Ellos (el gabinete de seguridad) tomaron esta decisión (liberarlo) y yo la respaldé”, sostuvo el mandatario en su habitual rueda de prensa matutina.

El mandatario reconoció que la situación “se tornó muy difícil” en Culiacán y, al estar “en riesgo” muchos ciudadanos, se optó por dejar en libertad a este delincuente, confirmando esta decisión tras el caos informativo y la incertidumbre del jueves.

Es que no se puede apagar el fuego con el fuego, esa es la diferencia de esta estrategia con relación a lo que han hecho los anteriores gobiernos, nosotros no queremos muertos, no queremos la guerra”, agregó.

AMLO reiteró además que no cambiará su política de seguridad y desestimó que su gobierno sea débil por haber tomado la decisión de liberar a Ovidio Guzmán.

La captura de Ovidio, de 28 años, y acusado en Estados Unidos de tráfico de cocaína, de metanfetamina y de marihuana, puso en jaque no solo a la patrulla militar, sino a la ciudad que soportó bloqueos de calles que incluyeron los accesos a esta ciudad.

Durante buena parte de la tarde, la gente de Culiacán permaneció resguardada en sus lugares de trabajo y en sus casas y la actividad comercial se paralizó por horas.

Las balaceras se escuchaban en varios puntos y desde lejos se podía ver el humo de autobuses de pasajeros que fueron incendiados para bloquear el tránsito.

En tanto, el caos se dispersaba por la ciudad, con los llamados narcobloqueos, la quema de vehículos y mobiliario urbano por parte del narcotráfico para impedir el paso en las vías.

Fuente: EFE / Reuters