Al inicio del discurso de , presidente de la , en la , la delegación de se retiró de la ceremonia de inauguración en protesta de sus declaraciones "ofensivas" sobre el país del Caribe.

"Almagro y la desprestigiada OEA no tienen ninguna moral ni ninguna autoridad para emitir juicios o juzgar a los países de la región y a Cuba, esa es la razón por la que hemos decidido abandonar el recinto", dijo en declaraciones a la prensa el viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra, según consignó la agencia EFE.

Las críticas del presidente de la OEA que ofendieron a la delegación cubana tuvieron lugar el pasado jueves luego que representantes representantes de dicho país boicotearan al grito de "mercenarios" el inicio de la reunión entre representantes de Gobiernos y miembros de la sociedad civil del continente, en protesta por la presencia de disidentes. 

"No podemos permitir que el pueblo cubano siga siendo subyugado por una dictadura infame", sostuvo en su momento Almagro.