El pavor que pasaron ayer los pasajeros del aeropuerto de Los Angeles, en EEUU, segundos previos al se reveló en un video que difundió el portal TMZ.

Al escuchar los disparos en la Terminal 3, las personas que estaban en el lugar empezaron gritar, se tiraron al piso o corrían para salvar sus vidas."En verdad pensé que vi la muerte", contó Anne Rainer, testigo presencial del hecho.

La Policía estadounidense continua investigando los motivos que llevaron a Paul Ciancia (23) a abrir fuego en el mencionado aeropuerto.

Los Angeles Times, citando fuentes policiales, informó que el joven llevaba consigo una nota en la que hablaba de su "decepción con el gobierno", aunque a la vez subrayaba su intención de que no resultara herido ningún inocente.

"Tenía suficiente munición como para matar literalmente a todos en la terminal", declaró el alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti.

Antes del ataque, el joven mandó un SMS a su hermano en Nueva Jersey, en el que hablaba de pensamientos suicidas, por lo que su padre había alertado a la Policía. Antiguos compañeros de escuela lo describieron como un chico solitario del que se burlaban otros alumnos.

Ciancia fue herido con cuatro disparos de la Policía del aeropuerto y continúa hospitalizado, aunque se desconoce cuál es su estado de salud.

La terminal 3 del aeropuerto, donde se produjo el tiroteo, sigue cerrada en su mayor parte, mientras el FBI completa su investigación. Por el momento no hay una hora o fecha indicada para que reanude sus operaciones, indicaron las autoridades del aeropuerto en su cuenta oficial de Twitter.

"Los mostradores de billetes de la terminal 3 están abiertos solo para la compra de billetes y preguntas, pero los vuelos saldrán de otras terminales. Continúa la investigación del FBI", indica la cuenta LAX_Official.