(Reuters)
(Reuters)

El Ejército israelí mató hoy al comandante del brazo militar de en la , Ahmed al Yaabari, según confirmaron hoy y la organización islamista palestina.

Yaabari fue alcanzado por un cohete israelí cuando conducía su auto por la franja. Otro militante palestino que le acompañaba murió en el acto.

La muerte de Yaabari después de cuatro días de violencia continua en Gaza, en los cuales militantes palestinos lanzaron al menos 120 cohetes contra el sur de Israel y la aviación israelí alcanzó al menos 15 objetivos en la franja.

Una portavoz militar israelí afirmó que el ataque en el que murió Yaabari fue autorizado por el Estado Mayor del Ejército en el marco de una "operación contra objetivos terroristas en la Franja de Gaza, contra Hamas, y otros".

Aunque Yihad Islámica asumió la responsabilidad por la mayoría de cohetes que alcanzaron Israel en los últimos días, el Gobierno israelí responsabiliza a Hamas, por ejercer el control sobre la Franja de Gaza.

ABRIERON LAS PUERTAS DEL INFIERNOEl brazo armado de Hamas prometió una respuesta masiva a Israel por el asesinato de Jaabari, y afirmó en un comunicado que el Estado hebreo "ha abierto las puertas del infierno".

Las Brigadas declaran "llevar el luto por uno de sus principales jefes y se comprometen a proseguir la vía de la resistencia", según el texto.

El portavoz del gobierno de Hamas en Gaza, Taher al Nunu, declaró a la agencia AFP que "Israel tenía la responsabilidad de estos crímenes y de sus graves consecuencias".

"Pedimos a la comunidad internacional que detenga la matanza de nuestro pueblo, que tiene el derecho a defenderse", añadió.