El entrenador de cocodrilos Pravit Suebmee protagonizó un momento de pánico al hacer un truco con uno de sus animales en la granja Samut Prakan de , en .

Durante la exhibición, Suebmee tocó la cabeza del reptil con un palo y se colocó entre las fauces del animal, que segundos después lo cogió del cuello y la cabeza ante la mirada y gritos de cientos de personas.

Suebmee sufrió varias heridas, pero ninguna de gravedad.