Poppo podría quedarse temporalmente ciego. (Reuters)
Poppo podría quedarse temporalmente ciego. (Reuters)

La víctima del ataque de , conocido como el 'Caníbal de Miami', se recupera bien de las heridas que tiene en casi la mitad de su rostro, aunque los médicos advierten de que podría quedarse temporalmente ciego.

Funcionarios del hospital publicaron fotos de Ronald Poppo, de 65 años, quien se encuentra en condiciones estables y que probablemente permanezca más semanas en el Centro del Trauma Ryder del citado nosocomio.

Poppo muestra buen ánimo, conversa y camina con asistencia del personal del hospital. Una de las imágenes muestra su cara cubierta de costras y cómo ha perdido la mayor parte de la nariz y las dos cejas.

El ojo izquierdo de Poppo debió ser extirpado y los médicos intentan restaurarle la visión en el ojo derecho, que está cubierto con una porción de piel que le fue retirada de la frente y del cuero cabelludo.

Poppo era un indigente que vivía desde hace años junto al puente del viaducto MacArthur en Miami. Pero el pasado 26 de mayo, Eugene sin motivo aparente antes de ser abatido por la Policía.