Jorge Glas Espinel no renunciará. (AFP)
Jorge Glas Espinel no renunciará. (AFP)

“¿Por qué voy a renunciar? Fui elegido en binomio, si renuncio, renunciamos los dos (con el presidente Lenín Moreno)”,  dijo Jorge Glas Espinel, vicepresidente de Ecuador.

“Fui elegido igual que el presidente Moreno y voy a permanecer los cuatro años del período (2017-2021)” y “(la función de vicepresidente es) esencial... reemplazar al presidente cuando se lo requiera”, dijo a Sonorama Glas Espinel en medio de un clima de tensión entre el jefe de Estado de Ecuador, Lenin Moreno y Jorge Glas, el vicepresidente.


La relación se complicó este mes cuando se difundieron los audios de un delator de Odebrecht en los que presuntamente vinculaba a Glas con actos de corrupción. Moreno no puso las manos al fuego por él,  y de inmediato le quitó todas las funciones. Desde entonces, el vicepresidente no cumple ninguna actividad de gobierno. 

La fiscalía ha pedido a la Corte Suprema que vincule a Glas, quien fue vicepresidente del ex mandatario Correa, con la investigación penal por los US$ 33.5 millones en sobornos que Odebrecht reconoció haber repartido entre funcionarios públicos ecuatorianos.

Acerca del pedido de la Fiscalía, el vicepresidente ha asegurado que la enfrentará “con la fuerza que lo he hecho siempre, poniendo la cara. No tengo nada que ocultar”.

Para que Glas Espinel pueda ser vinculado con la investigación penal, la Asamblea Nacional debe dar su autorización con no menos de 92 votos del total de 137 legisladores.  

Jorge Glas ha mostrado estar dispuesto a someterse a cualquier investigación. Ha pedido a su bloque legislativo que autorice su vinculación al proceso. Sin embargo, rechaza completamente los pedidos de renuncia que le hacen diferentes personajes de la política.