Miembros del Tribunal Supremo "en el exilio" darán los pormenores de la sentencia contra chavistas el próximo lunes (Efe).
Miembros del Tribunal Supremo "en el exilio" darán los pormenores de la sentencia contra chavistas el próximo lunes (Efe).

En Miami, varios miembros del Tribunal Supremo de Venezuela "en el exilio" anunciaron que el próximo lunes emitirán una sentencia por delitos de "lesa humanidad y genocidio" contra las "máximas autoridades" venezolanas. Los magistrados indicaron que el fallo será luego enviado a una instancia judicial internacional.

En declaraciones a la agencia Efe, Gabriela Perozo, portavoz del autodenominado "Supremo legítimo", no precisó el contenido de la sentencia ni contra qué funcionarios del chavismo recaerá la resolución. Empero, señaló que es una "denuncia concreta para que actúe la justicia internacional". Asimismo enfatizó que la sentencia "no es simbólica". 

Se indicó que el fin de los jueces supremos con publicar la sentencia y su envío a un tribunal internacional (aún no precisado) es alcanzar "la justicia que no se puede hacer en el país" y con denuncias concretas para que "actúe la justicia internacional" por los crímenes perpetrados contra los venezolanos por parte del Gobierno del presidente Nicolás Maduro

¿Qué es el Tribunal Supremo "en el exilio"?
Son jueces que fueron nombrados por el Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora al chavismo, debido a que consideran que la instancia que funciona en Caracas, se encuentra subordinada al gobierno de Nicolás Maduro. Tras denuncias de persecusión y detención de algunos de ellos, los los magistrados viajaron a EE.UU. y juraron a sus respectivos cargos en el Salón de las Américas de la OEA

Se autodenominan "Supremo legítimo" porque el Tribunal que funciona en Caracas fue nombrado "sin que se cumplieran los requisitos constitucionales" por la mayoría parlamentaria chavista justo antes de que el Congreso actual pasara a manos de la oposición en enero de 2016.

Entre sus actos como Tribunal Supremo en exilio, se encuentra la disolución de la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por Nicolás Maduro debido a que funciona sin la convocatoria a referéndum de los ciudadanos venezolanos tal lo exige el artículo 347 de la Constitución. Esta medida, sin embargo, no ha sido ejecutada en Venezuela.