(AP)
(AP)

Con enfermo en Cuba desde hace un mes, hoy el oficialismo inaugura su tercer periodo en el poder con una gran concentración popular en presencia de mandatarios de la región, en el día en que el presidente llanero debía tomar posesión ante la Asamblea Nacional.

La ceremonia transcurrirá en medio de una situación complicada tras el (TSJ) que avaló la "interpretación auténtica" que le dio el chavismo a la Constitución, para que Hugo Chávez siga al frente del poder en ausencia.

"Es un día histórico, porque se inicia el mandato del presidente Chávez 2013-2019", afirmó el vicepresidente al convocar al pueblo venezolano a concentrarse en el palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo, en presencia de los presidentes (Bolivia), José Mujica (Uruguay) y Daniel Ortega (Nicaragua).

Tras la decisión del TSJ, Maduro seguirá ejerciendo la presidencia con los poderes limitados que le transfirió hace un mes Chávez, quien lo designó entonces como su heredero político.

SIGUE EN EL PODERChávez cuenta con un permiso ilimitado de la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, para ausentarse del país "todo el tiempo que necesite para atender su enfermedad". Y el Tribunal Supremo rechazó que hubiese que declarar la "falta temporal" del presidente –como reclamaba la oposición–, que puede extenderse hasta seis meses y conducir a nuevas elecciones.

Capriles aceptó el fallo "vinculante" del tribunal, pese a tacharlo de una "respuesta a un interés político", y emplazó a Maduro "a asumir la responsabilidad del cargo que ocupa y gobernar", tras indicar que el ejecutivo está "paralizado".