No hay consenso en la Unasur para una reunión de emergencia. (EFE)
No hay consenso en la Unasur para una reunión de emergencia. (EFE)

El presidente de Bolivia, , reveló que hace gestiones personales para lograr (). Busca que la Organización de Estados Americanos () quede al margen de la crisis, tal y como se lo pidió su aliado Nicolás Maduro.

"He conversado con el presidente pro témpore de Unasur para que pueda persuadir a algunos presidentes, uno o dos. No quieren convocar porque, de acuerdo con el estatuto, el cien por ciento de los jefes de Estado tiene que aprobar cualquier convocatoria. Ahora tenemos dificultades", reconoció Evo Morales, en una rueda de prensa improvisada a su regreso de Caracas, donde participó del . Morales no identificó a los mandatarios 'díscolos'.

El boliviano hizo suyo el discurso de su par venezolano: "Como decía el compañero (Nicolás) Maduro, no se aceptará ninguna intervención extranjera (en Venezuela), menos de la OEA. Antes había conflicto y la OEA era como un patrón que venía de afuera a resolver los problemas internos políticos, a veces desde la embajada de Estados Unidos. Eso terminó, acá tenemos a Unasur y Celac".

Maduro busca el respaldo de la Unasur tras rechazar la mediación de la OEA y de , justamente por haber propuesto una sobre la crisis que se vive en Venezuela. Pese a la postura del mandatario venezolano, la OEA igual se reúne este jueves.

Hace más de un mes que el gobierno chavista enfrenta sucesivas protestas. Lideradas por estudiantes opositores, las movilizaciones recogen reclamos contra la inseguridad, la escasez, los abusos policiales y la detención de activistas y políticos que apoyan las manifestaciones. En episodios ligados a estas protestas, que Maduro considera un intento de golpe de Estado, , según recuentos oficiales.