El Gobierno socialista de y la oposición venezolana acordaron iniciar una ronda de diálogo para poner fin a la peor ola de protestas que ha sufrido el país petrolero en una década.

Después de un encuentro preliminar de las partes el martes, los dos bandos dijeron que la primera reunión formal se llevará a cabo "en las próximas horas" en Caracas con un representante del Vaticano y los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas () como mediadores.

Desde principios de febrero, miles de opositores a Maduro han salido a las calles de las principales ciudades de Venezuela para protestar contra la elevada inflación, el desabastecimiento de productos básicos y la acuciante delincuencia.

Las violentas manifestaciones han dejado 39 muertos —según cifras oficiales— y cientos de heridos y a pesar de que la represión de las fuerzas de seguridad ha sofocado los focos de protesta, en Caracas y otras ciudades aún permanecían opositores envalentonados, en su mayoría estudiantes universitarios.

La ola de protestas ha preocupado a la región. Una comisión de cancilleres de Unasur volvió al país esta semana con pedidos de "diálogo" bajo el brazo. En la reunión preparatoria de hoy participaron Maduro y algunos de sus ministros y los líderes de los principales partidos de la oposición.

"No estamos aspirando a convencer a la oposición para que se conviertan en chavistas ni aspiran ellos, tampoco, a que dejemos el camino de la revolución y el socialismo", dijo el vicepresidente Jorge Arreaza, a la salida del encuentro.

"Aspiramos a que en las próximas horas se dé la reunión formal, que será pública", agregó Arreaza, cumpliendo una de las exigencias de la oposición de televisar el diálogo.

El secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, dijo que en la reunión "exploratoria y preparatoria" que tuvo lugar hoy se abrió el camino "hacia la posibilidad de un diálogo sincero y serio" y se logró el acuerdo con el Gobierno de dialogar en términos "mutuamente respetuosos", de igualdad y públicamente.

Aún no hay fecha ni hora para el encuentro, pero será mediado por los cancilleres sudamericanos y el nuncio apostólico de la iglesia Católica en Venezuela, el italiano Aldo Giordano.

PARTIDO DE LÓPEZ SE OPONE AL DIÁLOGOSin embargo, sectores de la oposición venezolana, como el partido Voluntad Popular, liderado por Leopoldo López, rechazaron hoy el anuncio.

"No creemos en un 'diálogo' donde el régimen solo plantea un show político utilizando a los cancilleres de la Unasur como interlocutores", indicó Voluntad Popular en un comunicado.