(Reuters)
(Reuters)

El presidente del Congreso de , , convocó hoy a "una gran concentración" en para el jueves, fecha prevista de la nueva toma de posesión de , hospitalizado en Cuba, a la que –según él– acudirán varios líderes de "países amigos" en apoyo al mandatario.

Interrogado si Chávez estará presente, Cabello respondió: "nosotros no descartamos absolutamente nada".

Desde la sede del Partido Socialista Unido de Venezuela (), del que es número dos además de Presidente de la Asamblea Nacional, Cabello convocó a "una gran concentración en Caracas el día 10 de enero frente al Palacio de Miraflores, apoyando a nuestro presidente de manera contundente".

"Vienen para acá una cantidad de presidentes de países amigos, jefes de gobierno y primeros ministros de algunos países que van a visitarnos, a darle su solidaridad al presidente Chávez y al pueblo de Venezuela y al respeto de esta Constitución", aseguró sin dar nombres Cabello, sentado a la derecha del vicepresidente Nicolás Maduro.

Por ahora, el único presidente que ha confirmado un viaje oficial a Caracas es el de Uruguay, José Mujica, quien llegará el jueves, confirmó a la AFP una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país.

"Ellos han manifestado por muchas vías querer venir aquí a Venezuela, inclusive algunos han ido directo a visitar al presidente", agregó, en referencia a las visitas que varios mandatarios hicieron a Chávez a la capital cubana, entre ellos los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Bolivia, Evo Morales.

La presidente argentina viajará a La Habana el próximo jueves.

El Gobierno ha indicado que Chávez, hospitalizado en Cuba desde hace más de tres semanas, puede tomar posesión de su nuevo mandato cuando esté en condiciones ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que la fecha del 10 de enero, prevista en la Constitución, es un "formalismo".

La Carta Magna establece que el presidente debe tomar posesión el 10 de enero ante la Asamblea Nacional y que ante una situación "sobrevenida" puede hacerlo ante el TSJ, sin fijar fecha.

La oposición considera que el 10 de enero termina el segundo mandato de Chávez, y que si este no reasume, es precisamente Cabello quien debe hacerlo y no Maduro, a quien el mandatario designó como su heredero político antes de partir a La Habana.