La crisis del desabastecimiento empieza a afectar los quirófanos de Venezuela. (AP)
La crisis del desabastecimiento empieza a afectar los quirófanos de Venezuela. (AP)

La crisis de desabastecimiento de pesa como una condena de muerte para miles de enfermos en ese país, donde no se encuentran 22 de los 30 fármacos más comunes para tratar el cáncer.

El diario estadunidense El Nuevo Herald informó el miércoles que escasean también los medicamentos para tratar enfermedades crónicas como la hipertensión y la diabetes.

Médicos consultados dijeron que los servicios de salud se encuentran en terapia intensiva en Venezuela, donde los pacientes pasan meses en lista de espera para poder recibir los servicios que urgentemente requieren y luego pasan días peregrinando de farmacia en farmacia para ver si encuentran los medicamentos.

Las fuentes advirtieron además que la crisis médica también involucra el colapso de los servicios brindados por el personal cubano bajo el programa "Barrio Adentro", ya que más de la mitad de sus Centros de Diagnóstico Integral (CDI) tienen las puertas cerradas, reportó El Nuevo Herald.

"La salud pública venezolana está de muerte lenta. Estamos en terapia intensiva con muy pocas posibilidades de vida y tenemos a los venezolanos muriéndose de mengua en los hospitales, en los ambulatorios, diezmados por la enfermedades contagiosas que el gobierno no resuelve", advirtió a El Nuevo Herald Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica de Venezuela.

"La atención médica en este país va en retroceso y estamos viendo los mismos niveles de atención (en términos de acceso y de calidad) que teníamos en el país en 1925, cuando gobernaba Juan Vicente Gómez", agregó León Natera desde Caracas.

Según el presidente de la federación, Venezuela está registrando el retorno de enfermedades que llevaban décadas erradicadas o al menos controladas, como la malaria, la tuberculosis, el dengue y el sarampión.

Ahora reaparecen para afectar a miles de venezolanos que no tienen donde ser tratados debido a la crisis de desabastecimiento que sacude al país y que mantiene a las farmacias y a los hospitales públicos operando marginalmente.

"El 97% de los 300 hospitales que existen en Venezuela apenas tienen entre el 3% y el 7% de los insumos, medicamentos y material quirúrgico que se necesitan para que el médico o el equipo de salud pueda resolver los problemas que el paciente aspira que se le solucionen", advirtió León Natera.

La situación es algo mejor en las clínicas privadas, las cuales están mucho mejor dotadas que los hospitales públicos. Pero el sector también se está viendo afectado por la escasez de dólares que aflige al país.