CNE de Venezuela tiene 5 días para verificar firmas para revocar a Nicolás Maduro, advierte Henrique Capriles. (EFE/AFP)
CNE de Venezuela tiene 5 días para verificar firmas para revocar a Nicolás Maduro, advierte Henrique Capriles. (EFE/AFP)

El líder opositor Henrique Capriles advirtió hoy que el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela tiene 5 y no 30 días para verificar las firmas de electores a favor de que el mandato del presidente Nicolás Maduro sea sometido a referendo.

"No vamos a aceptar que el CNE pretenda obstaculizar la vía democrática (…), no vamos a aceptar los 30 días", declaró Henrique Capriles a Radio Fiesta de Caracas al descartar el anuncio que en ese sentido hizo el domingo la rectora electoral Tania D' Amelio.

En la oposición a Nicolás Maduro "no queremos atajos, no queremos estallido social, queremos una vía constitucional, que el pueblo decida" sobre la permanencia o no de Nicolás Maduro en la Presidencia, remarcó Henrique Capriles.

D' Amelio escribió en la red social Twitter que la oposición "debe cumplir el lapso de 30 días fijado para la recolección del 1 % de manifestaciones de voluntad para pasar a la fase de constatación" o verificación de firmas de los partidarios del referendo.

Las firmas serán entregadas mañana en la sede del CNE, cuyas autoridades —subrayó Henrique Capriles*— contarán desde entonces "con 5 días continuos" para verificarlas y luego "indicar dónde van a ser (instalados) los centros" para que los electores acudan con posterioridad a ratificar su deseo de decidir la suerte de *Nicolás Maduro.

El anuncio de D' Amelio se conoció en momentos en que Henrique Capriles aseguraba el mismo domingo que entre el miércoles y jueves pasados se recabaron "más de 2,5 millones de firmas" en apoyo a que el CNE inicie el proceso hacia ese referendo, aunque solo son necesarias 195,000, equivalente al 1 % de los 19,5 millones de electores.

Henrique Capriles y otros dirigentes de la coalición partidista opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han denunciado que rectores electorales están retardado el proceso y seguirán haciéndolo, con la intención de demorarlo y que se celebre recién el próximo año.

Si la oposición gana el referendo en 2017 Nicolás Maduro será reemplazado recien en 2019 por su vicepresidente, Aristóbulo Istúriz, pero si lo hace este mismo año, el CNE deberá convocar nuevas elecciones.

Una vez que el CNE revise y valide las firmas de al menos un 1 % de los electores deberá pasar a una nueva fase en la que la MUD deberá lograr que la consulta electoral sea pedida con la firma y la huella dactilar de al menos un 20% de los votantes.

Los rectores del ente electoral, añadió Henrique Capriles, "se inventaron el 1%", pero se ha cumplido y "después del proceso de validación vendrá el grueso que es el 20%".

El también rector electoral Luis Rondón manifestó el domingo, asimismo a través de la red social Twitter, que no es necesario que el CNE espere a que transcurra el mes que dio de plazo.

Los 30 días "para la recolección de manifestaciones de voluntad de 1% no es un término" perentorio, por lo que una vez que el CNE reciba las firmas "se inicia la verificación", subrayó Rondón.

"Así lo ordena el artículo 10.5 (del reglamento de referendos): recibida la solicitud se revisarán las manifestaciones de voluntad y constatará que cumplen con 1% en 5 días continuos", insistió.

Adicionalmente al referendo, la MUD conmina a Nicolás Maduro a dimitir voluntariamente y a la par impulsa en el Parlamento una enmienda constitucional que recorte este mismo año el período presidencial, lo que ya fue descartado por el Tribunal Supremo de Justicia.

Nicolás Maduro ha opinado que "no tienen viabilidad" los intentos opositores de acortar su mandato, aunque ya designó una comisión para revisar "una por una" las firmas recabadas en previsión de "trampas".

Con información de EFE.