Miles de simpatizantes del , en su mayoría empleados públicos, se juntaron este lunes en cuatro principales avenidas de Caracas para marchar en repudio a las sanciones de a altos funcionarios venezolanos que estuvieron envueltos en presuntas violaciones de derechos humanos contra los opositores.

En las inmediaciones de la Plaza Venezuela, en la avenida Nueva Granada, el parque Alí Primera y la plaza Capuchinos se reunieron los simpatizantes al oficialismo, donde acudieron a la convocatoria hecha por el presidente Nicolás Maduro la semana pasada, bajo el lema "A Venezuela se respeta" y para "repudiar el intervencionismo y la amenaza de Estados Unidos".

Reporteros de la agencia AFP pudieron observar entre los asistentes a una importante proporción de personas que se identificaban como empleados de ministerios, empresas estatales o bancos oficiales.

Esta convocatoria coincide además con los 15 años de la promulgación de la Constitución promovida por el fallecido ex presidente (1999-2013), que impulsó un modelo socialista en Venezuela.

Desde la semana pasada el gobierno venezolano, encabezado por , ha manifestado su rechazo y ha criticado en duros términos las sanciones a funcionarios gubernamentales venezolanos que el Congreso de Estados Unidos aprobó por lo que considera que son violaciones de derechos humanos de opositores durante las protestas ocurridas entre los meses de febrero y mayo de este año, que dejaron 43 muertos.