AMENAZA. Crisis también se agudiza para la libertad de expresión. (USI)
AMENAZA. Crisis también se agudiza para la libertad de expresión. (USI)

El asedio a la prensa en 2017, en , aumentó. Así lo revela el informe anual del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa. El balance puntualiza que hubo 498 agresiones y 66 detenciones contra periodistas y atribuyó al gobierno de la “intención” de “silenciar –a cualquier precio– el descontento por la cada vez más crítica situación económica y social”.

La cifra aumentó 26.5% con respecto a 2016, cuando se contabilizaron 360 ataques, añade el documento.

CIERRE DE MEDIOS

Además, contabiliza en 69 los medios que cerraron, desde emisoras de radio y TV sacadas del aire hasta periódicos que se quedaron sin papel.

Según el SNTP, la mayoría de las agresiones (273 de los 498 casos) se produjo durante las protestas contra el presidente Maduro –que dejaron 125 muertos–, de las cuales atribuyó el 70% a militares y policías. No obstante, el gobierno se declara víctima de “una campaña de desprestigio” en los medios.

La prensa internacional también se vio afectada. La cadena CNN en Español y las televisoras colombianas Caracol TV y RCN fueron sacadas de la parrilla de programación de las cableoperadoras por orden del gobierno.

TENGA EN CUENTA

- El cierre de medios audiovisuales tiene como causa el vencimiento de sus concesiones en el uso del espacio radioeléctrico. Se denuncia que se conceden discrecionalmente.

- Los periódicos sufren la escasez de papel. Su importación y distribución están monopolizadas por la corporación gubernamental.