El paisajista Mark Hamalmann creó lo que él llama un "jardín del recuerdo": un pequeño parque de sanación compuesto por 58 árboles plantados a lo largo de un pequeño camino pavimentado en recuerdo de las víctimas (58 muertos y más de 500 heridos) del fatal tiroteo del pasado domingo en .

Inaugurado este viernes, el lugar también tiene un gran roble en el centro que representa el 'árbol de la vida', mientras banderas estadounidenses adornan una cerca de madera.

En el parque de sanación, explicó Hamalmann a la agencia AFP, todo el mundo es bienvenido para caminar, sentarse a reflexionar en los bancos o dejar mensajes en la pared de los recuerdos.

Desde el tiroteo, "no puedo dormir, creo que probablemente es la adrenalina y que todavía no puedo apartar de mi cerebro lo que vi", dice Dori McKendry, conductora de un servicio de transporte que estaba estacionada frente al hotel Mandalay Bay cuando Stephen Paddock, de 64 años, comenzó a disparar contra la multitud desde su cuarto en el piso 32.

Cabe señalar que muchas clínicas en Las Vegas organizaron sesiones de terapia para personas afectadas por el peor tiroteo en la historia reciente de Estados Unidos, incluidos sobrevivientes, familiares de víctimas o cualquiera que padezca ansiedad tras los hechos.

La Universidad de Las Vegas instaló una consulta en el lugar donde se entrenan los estudiantes de psicología. Algunos de los que buscan ayuda "quieren hablar y compartir", mientras otros "aún no están listos", explica la directora Michelle Paul.

Por ello, según la especialista, hacer que la vida vuelva a la normalidad en Las Vegas será "un maratón, no una carrera corta".

TAGS RELACIONADOS