El turco Mehmet Alí Agca, quien hirió a balazos al papa en 1981, colocó flores el sábado en la tumba del santo en la Basílica de San Pedro, informó el .

La visita inesperada de Alí Agca — que sería la primera en el Vaticano desde el intento de asesinato— duró pocos minutos, informó el padre Ciro Benedettini, vocero de la Santa Sede.

Los empleados de la basílica retiraron las flores blancas más tarde, como hacen con todas las ofrendas que dejan los visitantes.

Benedettini dijo que Mehmet Alí Agca no tiene asuntos legales pendientes en el Vaticano y que él era libre de visitar el lugar. El turco dejó la ofrenda en el 31 aniversario de su encuentro con Juan Pablo II.

La televisión italiana transmitió un video breve de la visita a la tumba, filmada aparentemente por un periodista italiano que acompañó a Alí Agca. Se escucha al turco murmurar "mil gracias, santo", "viva Jesucristo" y "he venido hoy porque el 27 de diciembre de 1983 conocí al Papa".

PERDÓNJuan Pablo II, quien perdonó a su atacante por el atentado en la Plaza de San Pedro, visitó a Agca en una cárcel en Roma el 27 de diciembre de 1983 e intercedió posteriormente ante las autoridades italianas para que liberaran en el 2000.

Agca fue extraditado a Turquía por el asesinato en 1979 de un periodista. Cumplió en 2010 una condena de 10 años en su país y desde entonces está en libertad.

Cuando fue detenido luego del atentado, el turco dijo que actuó por su cuenta. Posteriormente insinuó que Bulgaria y los servicios secretos soviéticos eran los autores intelectuales del ataque al polaco, cuyo apoyo al movimiento sindical Solidaridad alarmaba al Kremlin.

TAGS RELACIONADOS