(AP)
(AP)

El declaró culpable al arzobispo de Guam (), monseñor Anthony Apuron, acusado de abuso sexuales a menores en la década de los 70, informó este viernes en un comunicado.

Según el tribunal de la Congregación para la Doctrina de la Fe, encargado de juzgar esos delitos, el prelado fue declarado culpable en primera instancia de "algunas acusaciones", las cuales no fueron precisadas.

El tribunal, formado por cinco magistrados, suspendió al prelado de su cargo y le ordenó que abandone la isla de Guam, situada en el Pacífico occidental y perteneciente a los Estados Unidos. La sentencia será efectiva si no presenta recurso.

LOS HECHOS

En 2016, varias personas que habían pertenecido al coro de niños de una parroquia de la isla presentaron demanda contra el religioso, entonces un simple sacerdote, por los abusos sexuales cometidos por él entre 1950 y 1970.

El papa Francisco ya había intervenido sobre el caso y había enviado a la isla al cardenal estadounidense Raymond Leo Burke para tomar testimonio de las supuestas víctimas.