Luego que el martes el Comando de Investigación Criminal de las Fuerzas Armadas (CID, en inglés) hallara “restos humanos parciales” cerca de la base Fort Hood en Texas, el caso de la soldado desaparecida podría ir esclareciéndose con dos sucesos ocurrido en las últimas horas: un suicidio y un arresto.

Si bien se espera el resultado del análisis a cargo del Servicio de Medicina Forense de las Fuerzas Armadas, el suicidio de un soldado que iba a ser interrogado sobre el caso ha causado conmoción y daría luces para resolver el caso.

MIRA: Ciudad de México: restaurantes viven una tímida reapertura [FOTOS]

Según informó en conferencia de prensa el jefe Charles F. Kimble, del Departamento de Policía de Killeen, el soldado, que abandonó la base militar ayer por la tarde, se quitó la vida cuando los oficiales se acercaban a interrogarlo.

El Ejército en comunicado en la opinión pública informó que el soldado, al que calificó como "junior", luego de percatarse de la presencia de los oficiales "sacó su arma y se quitó la vida". Agregó que no se revelará la identidad del fallecido hasta ponerse en contacto con sus familiares.

Hoy la familia de Vanessa Guillén ofreció una conferencia de prensa para exigir una investigación exhaustiva al Congreso de Estados Unidos y la hermana, Mayra, recordó que conoció al soldado que se quitó la vida.

“Esa persona que ahora se suicidó, él se burló de mí el primer día que fui a la base a preguntar lo que pasó”, recordó Mayra Guillén.

Un arresto

El Ejército también reveló que "un sospechoso civil ha sido arrestado por los Rangers de Texas en relación con la desaparición de Vanessa Guillén".

Informaron que la persona detenida es la exesposa de un exsoldado de Fort Hood y que "actualmente está bajo custodia en la cárcel de Bell County, a la espera de cargos por autoridades civiles".

La identidad de la detenida, así como la del soldado que se quitó la vida, se mantiene en reserva.

Acoso sexual

La madre de Vanessa Guillén, Gloria, declaró que la desaparición está vinculada al acoso sexual del que fue víctima su hija por parte de un “sargento de la base”.

“El 8 de febrero Vanessa me confió que estaba muy preocupada porque estaba siendo acosada sexualmente por un sargento de la base. Me dijo que tenía miedo a denunciar lo sucedido porque nadie le creería”, relató la madre, según recogió Telemundo.

La abogada Natalie Khawam respaldó la hipótesis de acoso sexual al interior de Fort Hood.

“Nadie debería tener miedo de denunciar acoso sexual dentro de una base militar, debido a eso hoy tenemos una persona muerta”, lamentó la abogada en la conferencia de prensa en Washington.

Vanessa Guillén, soldado de 20 años y natural de Houston, fue vista por última vez el 22 de abril en el estacionamiento del cuartel general del Escuadrón de Ingenieros Regionales en Fort Hood, ubicado en la ciudad de Killeen (Texas).

TE PUEDE INTERESAR