Tras la aparición del cadáver de , una experta en investigación en estos tipos de casos indicó que la muerte de la joven soldado está vinculada en la también muerte de Gregory Morales, militar que fue encontrado muerto el pasado 19 de junio. Así lo informó Sheryl McCollum, fundadora del Cold Case Investigative Research Institute en Atlanta al sitio web

Ambos soldados pertenecían a la misma base militar de Fort Hood, en el caso de Morales, él desapareció hace diez meses y su cadáver fue encontrado en un campo abierto en Killeen, Texas. Su ropa estaba destrozada. Hasta la fecha no se han nombrado sospechosos respecto a su muerte.

Sin embargo, los restos de Guillén fueron descubiertos enterrados en tres fosas pocas profundas cerca del río Leon el último 30 de junio, a unas 25 millas de Fort Hood. La joven soldado fue descuartizada y quemada.

MIRA Jeanine Áñez recibe ánimo de Trump, Bolsonaro, Vizcarra y otros mandatarios para superar el coronavirus

“El Ejército dice que no existe una conexión creíble entre Vanessa y Morales, y no estoy de acuerdo”, sostiene Sheryl McCollum.

“Número uno, son de la misma base, el mismo rango. Ambos estuvieron enlistados como “AWOL” -ausente de su puesto sin haber desertado–. Los dos dejaron dinero, ropa y objetos de valor. Ambos fueron ignorados por el Ejército varios meses. Ambos fueron encontrados asesinados y en fosas pocas profundas. Hay demasiadas similitudes”, agregó la experta.

Asimismo, la investigación en ambos casos sigue su marcha, según las autoridades. “Ambos –Morales y Guillén– fueron vistos cerca o en la base poco antes de desaparecer. El Ejército ha tenido poco contacto con las familias y no quiere compartir demasiado. Ambos traían celulares que dejaron de funcionar inmediatamente. Los dos cuerpos fueron descubiertos en la misma área general. ¿En serio? Tenemos un problema en Fort Hood”, concluyó la experta.

Guillén, quien se encontraba desaparecida desde abril, fue asesinada y desmembrada por el especialista del Ejército Aaron Robinson, un soldado de 20 años originario de Calumet City, Illinois, quien se quitó la vida la semana pasada, de acuerdo con investigadores federales y militares.

Cecily Aguilar, una civil de 22 años residente de Killeen, ha sido arrestada y acusada con un cargo de manipular evidencia por supuestamente ayudar a ocultar el cuerpo de Guillén.

Aguilar tuvo su comparecencia inicial el pasado lunes ante un tribunal federal de Waco, donde dijo que entendía los cargos que enfrentaba.

De ser declarada culpable, podría ser condenada hasta a 20 años en una cárcel federal y a pagar una multa de hasta 250.000 dólares. Su próxima comparecencia fue programada para el 14 de julio.

VIDEO RECOMENDADO

Donald Trump usa mascarilla mientras se aceleran contagios por coronavirus en el mundo. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR