El expresidente de Colombia disertó hoy en un simposio sobre liderazgo en medio de estrictas medidas de seguridad en un teatro de Buenos Aires, donde ayer .

Ante el hallazgo de la bomba, el exjefe de Estado no cambió su agenda y llegó temprano al teatro donde se llevó a cabo el WOM Leadership Symposium. Allí esperó varias horas su turno para exponer ante los ejecutivos que asistieron y luego se retiró.

En el discurso de más de una hora que pronunció obvió por completo el incidente de inseguridad reportado en la víspera y se limitó a hablar sobre su gestión de ocho años.

El teatro, ubicado en una de las avenidas céntricas más transitadas de la capital argentina, estuvo desde primera hora estrictamente custodiado por las fuerzas de seguridad.

contó además con protección del Grupo Especial de Operaciones Federales (G.E.O.F.) de la Policía Federal argentina para trasladarse. Según informaron los medios locales, dos agentes se apostaron sobre el escenario cuando habló al público, mientras otros se quedaron en la zona de butacas.

En tanto, una asamblea de estudiantes colombianos en Argentina y organizaciones de izquierda y de derechos humanos locales, entre ellas las Madres de Plaza de Mayo, protestaron frente al teatro para repudiar su visita a la Argentina.

Los manifestantes acusaron a de ser causante durante su mandato de más de "62.000 desapariciones" y "alrededor de 3.000 ejecuciones extrajudiciales".

La movilización partió del Obelisco, en pleno centro porteño, para terminar a metros del teatro, que está rodeado por fuerzas de la policía federal argentina.

La protesta, que se realizó sin incidentes, terminó con una dramatización en la que unos manifestantes tapaban con una bolsa de basura las cabezas de sus compañeros y los tiraban al suelo, al grito de "todo limpio y ordenado gracias a la seguridad democrática".