¿Los últimos días del dictador?: la realidad que Maduro no quiere ver. (Getty)
¿Los últimos días del dictador?: la realidad que Maduro no quiere ver. (Getty)

Han pasado 20 años desde que llegó a la presidencia de Venezuela y su proyecto político pasa su momento más crítico. La salida de su sucesor, , parece ser inevitable, aunque de una agonía larga. La aguda insatisfacción traducida en marchas callejeras, la presencia de un líder opositor legítimo e institucionalizado como Juan Guaidó y el respaldo de una importante comunidad internacional hacen que se vea luz al final del túnel.

La realidad de la opinión pública venezolana, maquillada por las “fake news” de Maduro y sus medios de comunicación, se ha registrado durante los últimos siete años por el Barómetro de las Américas del Proyecto de Opinión Pública de América Latina (LAPOP), y permite observar el declive del apoyo al líder chavista.

¿Los últimos días del dictador?: la realidad que Maduro no quiere ver. (Perú21)
¿Los últimos días del dictador?: la realidad que Maduro no quiere ver. (Perú21)

MADURO NO ES CHÁVEZ

El Partido Socialista Unido (PSUV) de Venezuela con Hugo Chávez a la cabeza, aún en 2012 gozaba de popularidad. Durante 14 años de gobierno, al líder carismático se le podía reconocer su agenda enfocada en lo social y los sectores históricamente desplazados se sentían satisfechos. Ese año, la intención de voto registrada por LAPOP daba como resultado que el 56.5% elegiría al partido de la revolución bolivariana. A los pocos meses de ganar las elecciones, Chávez murió no sin antes pedir el apoyo a su sucesor Nicolás Maduro. Dos años después, el panorama era otro. Maduro había ganado las elecciones estrechamente ante el líder de la oposición, Henrique Capriles, pero su gobierno debía enfrentar grandes movilizaciones. Su respuesta fue represión, prisión a sus enemigos políticos y muertes. Así, ya para 2014 solo el 29% apostaba por un candidato del PSUV. La caída en dos años había sido enfática.

El Barómetro de las Américas registra en los años 2016/2017 que el apoyo al partido chavista disminuyó hasta 18%, mientras la oposición, aunque fragmentada, crecía alcanzando un 54%. Aun así, Nicolás Maduro ganó en 2018, según el Colegio Nacional Electoral de Venezuela, con el 67.8% en una jornada en la que participó el 46% de la población electoral. Esta cifra, oficial pero poco confiable, superó la proyección del Barómetro que estimaba en sus encuestas que el 17% no votaría.

EL MUNDO DIVIDIDO

Maduro ha conseguido dividir al mundo. Su mandato no fue reconocido por algunos países de la región. Además, al asumir el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, la presidencia interina de Venezuela, países hegemónicos como Estados Unidos, Rusia y China tomaron posición. Luego se sumaron los países de Latinoamérica y Europa. En el caso de los que conforman el poderoso G7, salvo Italia, todos apoyan expresamente al presidente retador.

Las posturas sobre el destino de Venezuela también se observan en enemistades entre países como Palestina e Israel: Palestina apoya a Maduro e Israel a Guaidó. Por otro lado, la rivalidad de más de 60 años entre China y Taiwán se traduce en que este último apoya al nuevo presidente.

La misma tendencia se ha observado en países aliados con potencias, como Siria, que se alinea con Rusia, al igual que Turquía.

A cada posición corresponden las credenciales democráticas que caracterizan a cada país enlistado en el cuadro anexo.

DEBE IRSE

Solo el 6.3% de los encuestados deseaba la victoria de Maduro en 2018. El resto estaba de acuerdo con diversas salidas que pusieran fin a la crisis política y humanitaria. El 35.7% afirmaba que Maduro debía renunciar a su cargo, 29.3% que debió salir al iniciarse el proceso revocatorio en 2016, 23.4% deseaba que su gobierno tuviera fin en 2019 y 6.20% que su salida haya sido producto de la revocatoria que en 2017 se truncó.

El tiempo corre en contra para Maduro. La oferta de amnistía a los militares hace temblar a la cúpula. La Unión Europea decidió apoyar a Guaidó luego de que Maduro ignorara la petición de convocar a elecciones. La transición a la democracia asoma.

CIFRAS

- 20 años lleva el chavismo en el poder. En 14 de ellos Hugo Chávez estuvo al mando y 6, Nicolás Maduro.