Petro Poroshenko (AFP)
Petro Poroshenko (AFP)

El presidente de anunció la liberación de 1,200 personas capturadas por los rebeldes separatistas prorrusos a su llegada este lunes a , una de las ciudades del este del país más afectadas por el conflicto.

Desde el acuerdo del alto el fuego el viernes entre las fuerzas y los separatistas, "hemos conseguido liberar a 1,200 de nuestros prisioneros", dijo Petro Poroshenko en declaraciones a la agencia Interfax-Ucrania.

Sin embargo no indicó si se trata de un intercambio de prisioneros, tal como se acordó en las negociaciones de la semana pasada en (Bielorrusia).

Poroshenko explicó en Twitter que a su llegada los rebeldes prorrusos dispararon contra puestos de control en las afueras de esta ciudad portuaria de medio millón de habitantes.

"Se creen que me dan miedo. Pero nadie les tiene miedo", escribió.

"Estamos en nuestra tierra ucraniana, no se la daremos a nadie", añadió el presidente en la red social. A su llegada a la ciudad vestía un uniforme militar y cantó el himno nacional.

A pesar del alto el fuego, siguen los combates en varios puntos cerca de Mariupol, la última gran ciudad del este de Ucrania todavía bajo control de Kiev.

En la madrugada del domingo, una mujer murió por disparos y otras tres personas resultaron heridas.