Protestas violentas en Kiev continúan. (EFE)
Protestas violentas en Kiev continúan. (EFE)

El presidente de , , acusó el miércoles a los líderes de la oposición pro-europeos de tratar de *tomar el poder por la fuerza después de que al menos 26 personas desde que la exrepública soviética se independizó.

Líderes de la Unión Europea dijeron que preparan sanciones contra los responsables de la represión de los manifestantes, que han ocupado el centro de Kiev por casi tres meses desde que Yanukovich .

La nación de 46 millones de habitantes con una economía en crisis y una corrupción endémica ha pasado a ser objeto de un lucha geopolítica entre Moscú y Occidente, la cual está representada en los enfrentamientos que se registraron durante la noche en la Plaza de la Independencia de Kiev.

El portavoz del presidente ruso insistió en que el Kremlin se ha aferrado a la no intervención en Ucrania. Putin y Yanukovich hablaron por teléfono durante la noche y calificaron los eventos como un intento de golpe de Estado, dijo el Kremlin.

Moscú anunció el lunes la reanudación de la ayuda a Kiev, que había estado interrumpida, al inyectar US$2 millones en efectivo horas antes de que comenzara la represión.

Después de una noche de bombas molotov y de disparos en la Plaza de la Independencia, humo negro se elevaba desde un edificio sindical quemado que los organizadores de las protestas habían utilizado como cuartel.

Las fuerzas de seguridad ocuparon un tercio de la plaza —la parte que se encuentra cerca de las oficinas del gobierno y el Parlamento— con los manifestantes buscando reforzar sus defensas en lo que ocupan del lugar que han llamado "Euro-Maidan".

En un comunicado divulgado por Internet en la madrugada, dijo que se había abstenido de recurrir a la fuerza desde el comienzo de los disturbios, pero que estaba siendo presionado por sus "asesores" a adoptar una línea más dura.

"Sin ningún mandato del pueblo, ilegalmente y en una violación de la Constitución de Ucrania, estos políticos si se puede usar ese término han recurrido a la matanza, a los incendios provocados y a los asesinatos para tratar de tomar el poder", dijo el presidente.

Yanukovich declaró el jueves como día de luto por los muertos.

Un líder de la oposición, el campeón mundial de boxeo que se dedicó a la política Vitaly Klitschko, salió en la noche del martes de una reunión con Yanukovich diciendo que no podía negociar mientras la sangre se está derramando.

UE EVALUA SANCIONES

Los ministros de Relaciones Exteriores de la UE llamaron a una reunión de emergencia sobre Ucrania para el jueves y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo que el bloque de 28 naciones evalúa imponer sanciones contra los culpables del derramamiento de sangre.

"Hemos dejado (…) claro que la UE responderá a cualquier deterioro en el terreno", dijo Barroso en un comunicado. "Por lo tanto, esperamos que medidas específicas contra aquellos responsables de la violencia y el uso excesivo de la fuerza puedan ser acordadas por nuestros estados miembros con carácter de urgencia".

Embajadores de la UE se reunieron en Bruselas para estudiar medidas que incluyen desde la prohibición de viajes hasta la congelación de activos.

Los líderes de Alemania y Francia, las principales potencias de la UE, se reunieron en París y se espera que emitan una declaración conjunta sobre la crisis al final del día.

Las potencias occidentales advirtieron a Yanukovich contra el intento de aplastar las manifestaciones, instándole a orientar sus políticas hacia Europa con la perspectiva de una recuperación económica respaldada por el FMI.