Una conmovedora historia de ha dado la vuelta al mundo: se trata de una perrita que se mantuvo durante seis días esperando a su dueño, quien fue internado en una clínica tras sufrir complicaciones en su salud

La perrita de nombre Goncuk no soportó la idea de estar separada de Cemal Senturk y al día siguiente de que este fuera internado en la clínica, la fiel compañera acudió hasta la puerta del hospital Trebisonda a la guardia de que su amo saliera tras la operación a la que debía someterse a causa de un coágulo del cerebro.

MIRA: No me movía la colita

Según CNN, Goncuck esperó seis días a su amo hasta que este finalmente fue dado de alta. Durante esos días, el personal del hospital le informó a la familia sobre la presencia del can en el establecimiento y fue trasladado hasta su hogar; sin embargo a los pocos minutos retornó.

“Aunque la familia (llevó) a Boncuk a casa, ella logró escapar todos los días para esperar en la puerta del hospital”, dijo a CNN Murat Ercan, director del centro internacional de pacientes del hospital.

«Después de que le permitieron salir, se encontró con su perro en la puerta del hospital. Boncuk se ha portado muy dulce durante los seis días y ha logrado captar el amor y el afecto de todo el personal», agregó, aseguró.

MIRA: Farvet no continuará con el desarrollo de su vacuna contra el COVID-19

Para alegría de su familia y de Goncuck, el hombre salió bien de la operación y ya podrá retornar a su hogar: “Está encariñada conmigo y yo con ella y también la he echado mucho de menos”, indicó Cemal, de 68 años, a su salida del centro médico.

VIDEO RECOMENDADO

Carlos Casas: ¿Economía o salud? El reto de llegar al equilibrio

TAGS RELACIONADOS