(Reuters)
(Reuters)

Turquía permitirá que un avión civil sirio al que obligó a aterrizar, por la sospecha de que esta transportaba armas desde Moscú, continúe su viaje hacia luego de confiscar parte de su carga, dijo Ahmet Davutoglu, ministro turco de Relaciones Exteriores.

Aviones caza de Turquía escoltaron a la aeronave siria, que viajaba con unos 30 pasajeros, al aeropuerto de Ankara después de que las autoridades locales recibieron información de que transportaba armamento que no había sido registrado.

"Estamos determinados a controlar el envío de armamento a un régimen que lleva a cabo masacres brutales contra civiles. Es inaceptable que esos envíos se hagan utilizando nuestro espacio aéreo. Hoy recibimos información de que el avión transportaba carga de una naturaleza que era imposible que cumpliera con las normas de la aviación civil", dijo Davutoglu.

El ministro señaló que tenía derecho de investigar aviones de los que sospechaba transportaban material militar y que continuaría investigando a los aviones civiles sirios que utilizan su espacio aéreo.

Agregó que el espacio aéreo sirio ya no era seguro y que los aviones turcos de pasajeros no deberían volar en dicha zona. Un testigo en la frontera confirmó que al menos un avión de pasajeros cambió de rumbo cuando se aproximaba a Siria y regresó a Turquía.

Rusia, desde donde partió el avión, es uno de los aliados más cercanos del régimen de .