Residentes de Hawái observan los estragos de tsunami. (AP)
Residentes de Hawái observan los estragos de tsunami. (AP)

El tsunami generado por un terremoto de 7.7 grados en la escala de Richter registrado anoche en la costa noroccidental de Canadá golpeó Hawái (EEUU) con olas menores de lo previsto, después de que las autoridades ordenaran la evacuación en zonas vulnerables y sin que se informara de daños o víctimas.

El Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico (), que había emitido la alarma a las 7:09 p.m. hora local del sábado (05.09 GMT del domingo), la mantuvo cinco horas y la canceló dos horas después de que las olas tocaran las costas del archipiélago estadounidense.

"La amenaza del tsunami ha disminuido" y "no se espera que aumente", indicó el PTWC al convertir la alarma en aviso y alertar de que "los cambios en el nivel del mar y las fuertes corrientes" pueden causar problemas en las costas en las próximas horas.

Previamente, tras decretarse la alarma, los servicios de emergencia se desplegaron en el y las sirenas comenzaron a sonar en la costa para llamar a los residentes de zonas cercanas al nivel del mar a refugiarse en zonas altas.

La repentina llamada de evacuación provocó fuertes atascos y colapsos en las líneas telefónicas, aunque poco a poco se fue normalizando la situación.

Aunque los expertos esperaban olas de al menos dos metros, los primeros informes, citados por la televisión local , indicaban que superaban ligeramente el metro, sin que se recibieran informaciones de daños materiales.