Los soldados golpistas tomaron las estaciones de radio y televisión. (AP)
Los soldados golpistas tomaron las estaciones de radio y televisión. (AP)

Nuevas explosiones se escucharon hoy en la capital de , , a menos de 24 horas de que el Ejército derrocara en un al presidente del país africano, .

Las pantallas de televisión en todo el territorio de Mali se quedaron en negro el viernes mientras los habitantes cerca del edificio donde está la televisora nacional informaron haber visto soldados montando barricadas, acaso por temor a un posible contragolpe de estado.

Hace dos días, militares rebeldes tomaron el control de las estaciones estatales de radio y televisión, y anunciaron un golpe de estado. Desde entonces no se ha sabido nada del presidente democráticamente electo.

El viernes se escucharon disparos afuera de la televisora y se vio a un gran número de soldados reuniéndose afuera. La señal parpadeaba, iba y venía.

El presidente Amadou Toumani Toure, quien fue derrocado en la asonada militar de esta semana, es también un soldado veterano que encabezó la unidad de paracaídas. Ha habido especulación de que tropas leales, en especial los del 33 Régimen de Infantería Aerotransportada, al que una vez perteneció Toure, intentarán recuperar el poder.

Todos los vuelos desde y hacia Mali fueron cancelados y se cerraron los pasos fronterizos. Largas filas se observaban en las estaciones de gasolina a raíz del temor de la población por la falta de combustible. Las embajadas de Estados Unidos y Francia recomendaron a sus ciudadanos que permanezcan en sus casas.

El presidente de 63 años, conocido como "ATT" por las iniciales de su nombre, estaba al frente del país de África occidental desde 2002. En 2007, el exgeneral fue elegido con el 68 por ciento de los votos para un segundo mandato y había anunciado que no iba concurrir a las próximas elecciones del 29 de abril.