(Internet/Referencial)
(Internet/Referencial)

Un tribunal de Arabia Saudita sentenció a un hombre a quedar parapléjico a menos que pueda recaudar un millón de riales saudíes (unos US$267,000) para pagarle al hombre que apuñaló por la espada hace 10 años.

El atacante, identificado como Ali al-Khawahir, se encuentra preso desde que el hecho ocurrió en 2003. El joven –ahora de 24 años– deberá compensar a su víctima, a fin de que lo perdone o, de lo contrario, sufrirá las consecuencias del principio islámico del "qisas", conocido en nuestras latitudes como el 'Ojo por Ojo', informó el portal Saudi Gazette.

En este tipo de casos, el agraviado tiene la potestad para decidir si se aplica la también denominada o se establece una sanción compensatoria o se amnistía al condenado.

La subdirectora de Amnistía Internacional para Oriente Próximo y el norte de África, Ann Harrison, ha pedido que no se aplique esta "tortura" al acusado y solicitó la revocación de la condena.

"Este tipo de penas son completamente escandalosas, incluso en un contexto como el de Arabia Saudí, en el que la flagelación es un castigo frecuente para algunas ofensas", indicó Harrison en un comunicado.

Asimismo, la activista emplazó a las autoridades saudíes a "comenzar a respetar sus obligaciones legales internacionales y retirar este tipo de castigos terribles de la legislación".