(AFP)
(AFP)

Un desequilibrado mató hoy a balazos a 13 personas de su familia y vecinos, entre ellas a un niño de dos años, antes de intentar suicidarse, en un pueblo cercano a Belgrado, en la peor matanza en los últimos 20 años en .

"Doce personas murieron en el lugar y otra falleció como consecuencia de sus heridas en el hospital", declaró el director de la Policía, Milorad Veljovic.

Ljubisa Bogdanovic, de 60 años, mató a un niño de dos años, a seis hombres e igual número de mujeres.

Al escuchar disparos, los policías que patrullaban por el pueblo acudieron al lugar e "impidieron que continuara con la matanza, puesto que al verlos, Bogdanovic se pegó un tiro en la cabeza", afirmó la Policía en un comunicado.

Una fuente policial dijo a la agencia AFP que era el crimen más sangriento de los últimos 20 años en Serbia.

El jefe policial añadió que los médicos intentaban "salvar la vida de tres heridos, entre ellos al autor de estos asesinatos atroces".

El director del hospital de urgencias de Belgrado, Zlatibor Loncar, explicó que el asesino ingresó "en estado crítico, con una herida en la cabeza" y que su esposa, herida de gravedad, se encuentra "en cuidados intensivos".

Según Veljovic, la matanza se produjo en cinco casas de Velika Ivanca, una aldea a 50 kilómetros al sur de Belgrado, donde vivía la mayor parte de la familia del asesino.

"Son en total cinco casas, de su familia y vecinos. Se desconoce todavía el móvil", añadió.