La Jackie Green, de 18 años, está cerca de cumplir el sueño de muchas de las participantes y aspirantes a ser Miss Inglaterra: ganar la corona.

Detrás de sus ganas por convertirse en la reina del certamen y que su belleza sea reconocida por todos, están quienes ven en su posible victoria un triunfo para la igualdad.

"Ha sido hermoso ver el apoyo de todo el mundo. He llegado muy lejos y ahora solo pienso en ganar", señaló Green.

Además, no solo cuenta con el respaldo del público, sino también el de su madre, quien se "siente orgullosa" por lo lejos que ha llegado su hija en el concurso de belleza.

Con tan solo 16 años, Green se hizo el cambio de sexo. Hasta hoy, es la persona más joven en en haberlo logrado.