Los directivos de la compañía naviera Costa Crociere Gianni Onorato y Pier Luigi Foschi en conferencia de prensa (Doménica Canchano/Perú21).
Los directivos de la compañía naviera Costa Crociere Gianni Onorato y Pier Luigi Foschi en conferencia de prensa (Doménica Canchano/Perú21).

Doménica CanchanoGénova. Especial para Perú21

"Reitero mi más profundo dolor por lo sucedido, y de nuestra parte confíen en una total asistencia". Estas fueron las primeras palabras dirigidas a la tripulación peruana del presidente y administrador delegado de la compañía naviera Costa Concordia, Pier Luigi Foschi, al comentar el con casi 4,200 ocupantes (3,200 pasajeros y 1,000 miembros de la tripulación.

"Fue un error humano", dijo Foschi en una concurrida conferencia de prensa en Génova, al señalar la , capitán del barco en que murieron seis personas, entre ellas , mientras que otra junto a otras 15. "La tragedia es de enormes proporciones y aún está en marcha", agregó.

Esta mañana se reanudó las labores de búsqueda de los que aún siguen desaparecidos, mientras que los miembros de la tripulación que se salvaron están siendo repatriados. En tanto, los restos del crucero siguen siendo monitoreados, pero preocupa una eventual tormenta.

De hecho a bordo de la nave –aún inclinada hacia un lado– hay unas 2,300 toneladas de combustible que amenazan al Archipielago Toscano. "Hemos cuantificado 93 millones de dólares en daños directos, costos adicionales todavía no se han cuantificado" afirmó Foschi.

En la tripulación laboraban 45 peruanos. Al parecer, ninguno de ellos vivía en Italia. "Estamos en constante comunicación con la Embajada Peruana. Hay que tener presente que existen todavía personas desaparecidas entre la tripulación y los clientes a que se encontraban a bordo", concluyó Foschi.