Espectadores de todas las edades disfrutaron al máximo de los globos gigantes con forma de personajes que recorrieron Manhattan por el en el (Thanksgiving).

El espectáculo del jueves contó con seis nuevos globos gigantes, incluidos Thomas the Tank Engine, el y el Red Mighty Morphin Power Ranger.

El show se inició en con una temperatura de unos 2.7 grados Celsius, una ligera llovizna y vientos, mientras los payasos lanzaban confeti.

El honor de liderar el desfile este año fue para la banda , de la Universidad Western Carolina. Los músicos esperan fijar dos récords: uno por la mayor cantidad de platillos (55) y la mayor cantidad de músicos (505).

El conocido payaso Steve Smith dijo que la felicidad de los niños es lo que realmente hace del desfile un éxito.