(Reuters)
(Reuters)

Un grupo de presuntos miembros de asaltaron hoy en –vecina a un yacimiento de gas y tomaron a numerosos extranjeros como rehenes, según medios locales.

En el ataque mataron a dos personas e hirieron a otras seis. Entre los rehenes habría hasta 13 empleados de la petrolera noruega Statoil, pero algunos medios indican que también podría haber británicos, estadounidenses, japoneses, un irlandés y un francés.

Por ahora difieren las informaciones sobre la cifra de rehenes. La radio francesa habló en un principio de seis extranjeros, pero dos medios argelinos indicaron más tarde que unos 41 extranjeros estaban en manos de los insurgentes.

Posteriormente, la radio argelina señaló que los islamistas liberaron a los empleados argelinos y los captores todavía retenían a 20 extranjeros.

Un portavoz de la brigada de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), que según la agencia mauritana de noticias ANI se adjudicó la autoría de la acción, dijo que tenían 41 extranjeros en su poder.

El AQMI es uno de los tres grupos contra los que Francia lucha en la vecina Mali. Este amenazó con vengarse por la intervención de los militares franceses en el conflicto de Mali.

Francia lucha junto a las tropas del Gobierno de Mali contra el avance de los rebeldes islamistas. El yacimiento In Amenas se encuentra en el sureste de Argelia, cerca de la frontera con Libia.

In Amenas se encuentra un yacimiento de gas líquido que es gestionado de forma conjunta por la compañía estatal argelina Sonatrach, BP y la noruega Statoil.

Los militantes islamistas dijeron que estaban rodeados por fuerzas de seguridad y advirtieron que cualquier intento de liberar a los rehenes podría tener un "trágico final".

El grupo, que admitió que la incursión al campo de gas fue por represalia contra el uso del espacio aéreo argelino por Francia para atacar Mali, pidió que cesen los bombardeos del país galo por seguridad de los secuestrados.