Un nuevo héroe nació en una comunidad al norte de . Se trata de Ping Pong, una perro que ayudó a rescatar a un bebé recién nacido luego de que este supuestamente fuera enterrado vivo por su madre.

Este peculiar hecho ocurrió en la aldea de Ban Nong Kham. El dueño de Ping Pong, Usa Nisaikha, contó que vio a su mascota escarbando y ladrando con desesperación por lo que se acercó a ver qué pasaba.

Es así que el hombre logró ver la pierna de un bebé sobresaliendo entre la tierra y pidió ayuda a los vecinos con quienes concretó el  rescate del bebé quien fue llevado al hospital local en donde se aseguró que se encontraba en buen estado de salud.

Panuwat Puttakam, oficial de la Policía de Chum Phuang, contó al diario Bangkok Post que la madre del bebé es una adolescente que ha sido acusada de abandono infantil e intento de asesinato.

TAGS RELACIONADOS