Al menos diez personas murieron y más de 100 resultaron heridas hoy al estallar tres bombas en un breve espacio de tiempo en la , en el sur del país, informaron fuentes militares.

Las bombas –colocadas en motocicletas– fueron activadas por control remoto, según un coronel del Ejército Parinya Chaydilok.

Cerca del 80% de los dos millones de habitantes de las tres provincias del sur de Tailandia son musulmanes. Allí luchan separtistas desde hace años por una mayor autonomía dentro del país, de mayoría budista.

En las provincias de , y Yala más de 5,000 personas han muerto desde 2004.

En la ciudad turística de también se registró una explosión. En un primer momento se dijo que era un atentado con bomba, pero posteriormente se estableció que la detonación se debió a una fuga de gas.