Un análisis psiquiátrico  describió a Urs W. como un 'sádico sexual'.(Getty)
Un análisis psiquiátrico describió a Urs W. como un 'sádico sexual'.(Getty)

La justicia suiza condenó con 8 años de prisión a un hombre de 63 años identificado como Urs W., quien fue encontrado culpable de secuestrar, drogar y torturar a siete mujeres africanas. Los hechos fueron descubiertos en el 2013.  

El Tribunal Regional de Brugg sostiene que el proceder del cruel ingeniero eléctrico era el siguiente: Se contactaba con mujeres a las que encontraba en diferentes páginas de citas, se reunía con ellas y en el encuentro, introducía drogas en sus bebidas para dejarlas inconscientes. Luego procedía a raptarlas. 

Las llevaba al sótano de su casa y allí las torturaba de distintas maneras. Las golpeaba en los pechos con diversos objetos, las hería con pinzas de ropa e incluso hasta las electrocutaba. Todo esto mientras las filmaba, relata  'Daily Mail'. 

El descubrimiento

Las victimas estuvieron en manos de Urs W. entre noviembre de 2010 y diciembre de 2013. Sus gritos nunca fueron escuchados por el lugar en donde las tenía cautivas. 

Fueron los bomberos de la ciudad de Hausen los actores clave para el descubrimiento de los terribles hechos. Ellos se ocupaban de una inundación cuando se percataron de que había una plantación ilegal de cannabis en una casa cercana a la del torturador y decidieron avisar a las autoridades.

Alertada la policía, decidió realizar una inspección completa de la zona. Fue así como descubrieron que el sótano de Urs W. se había convertido en un cuarto de torturas para siete mujeres extranjeras. Además encontraron  un amplio material de vídeo de las escenas impactantes.

De acuerdo a 'Daily Mail', el condenado reconoció los hechos pero aseguró que todos fueron actos consentidos. "He pagado por todo y he conseguido lo que quería", remarcó el sujeto. "Yo obtuve mi diversión y las mujeres su dinero", culminó el sádico suizo.