Kiir ha incrementado los esfuerzos para combatir la corrupción en su país. (Reuters)
Kiir ha incrementado los esfuerzos para combatir la corrupción en su país. (Reuters)

Mediante una carta que revela el grado increíble de corrupción que existe en el gobierno de , su presidente, , pidió a más de 75 altos funcionarios, pasados y en funciones, que devuelvan unos US$4,000 millones robados al país.

El jefe de Estado prometió amnistía para aquellos que devuelvan el monto sustraido. La autenticidad de la carta, fechada el 3 de mayo último, fue confirmada por el ministro de Información, Barnaba Marial Benjamin.

El gobernante escribió que los ciudadanos de Sudán del Sur y la comunidad internacional estaban "alarmados" por los altos niveles de corrupción en el país africano. "La credibilidad de nuestro gobierno está en juego", añadió.

La corrupción ha plagado al gobierno de Sudán del Sur desde el acuerdo de paz alcanzado en 2005 que acabó con más de 20 años de guerra civil con Sudán. En enero, el auditor general de Sudán del Sur reportó que no aparecían casi US$1,500 millones en fondos del gobierno del año fiscal 2005-06.

A pesar de la votación pacífica de Sudán del Sur el año pasado para separarse de Sudán, siguen las tensiones entre ambas partes, en especial por lo que tiene que ver con la industria petrolera que comparten. La decisión ha resultado en la pérdida de decenas de millones de dólares para el gobierno. El año pasado, los ingresos petroleros representaron 98% del presupuesto oficial.

Kiir ha incrementado los esfuerzos este año para combatir la corrupción y el viernes pasado su oficina dio a conocer un comunicado donde detalla los esfuerzos de combate a la corrupción desde comienzos de 2012.