El predicador pentecostal Daniel Lesego causa indignación en por obligar a los fieles de su congregación a pastar como ovejas para "estar más cerca de Dios".

"Sí, comemos hierba y estamos orgullosos de ello. Ello demuestra que, sin el poder de Dios, no podemos hacer nada", manifestó la creyente Phetha Romero a medios sudafricanos.

Lesego lidera el Ministerio Centro Raboni en Garankuwa, al norte de , y a él no le bastó con dar esa orden a su "rebaño". También publicó en varias imágenes de sus seguidores comiendo pasto, pero también vomitando.

"Sí, comemos hierba y estamos orgullosos de ello. Ello demuestra que, sin el poder de Dios, no podemos hacer nada ", dijo Phetha Phetha, quien sostuvo que se curó de un dolor de garganta que le duró más de un año tras someterse a la inusual práctica.

Los mensajes polémicos de Lesego atraen miles de críticas, pero también muchas personas afirmaron haber sido testigo de milagros durante los cultos, cuyos detractores consideran "fraudes".