Los cuerpos de las víctimas yacían en el suelo. (Reuters)
Los cuerpos de las víctimas yacían en el suelo. (Reuters)

Masacre. Al menos 18 muertos dejó una nueva jornada de violentas protestas en la mina sudafricana de , en Marikana, luego que efectivos abrieran fuego contra los manifestantes.

El enfrentamiento fue breve pero intenso. Las imágenes difundidas por varias televisoras locales muestran a la Policía disparando contra un grupo de huelguistas que caen abatidos en medio de una nube de polvo.

La violencia habría estallado por la rivalidad entre dos sindicatos de mineros, quienes estaban armados con palos, machetes y lanzas, y que iniciaron la medida de fuerza la semana pasada, en demanda de mejoras salariales.

Tras la balacera, algunos de los protestantes se retiraron del lugar, mientras que otros comenzaron a entonar cánticos de guerra.